©  2015 por Aulas Mindfulness..

"He aprendido a relajarme y a utilizar la respiración para superar situaciones adversas"
"Aprender la posibilidad de centrarse en lo que haces en cada momento"
"Ahora soy más amable conmigo mismo y con los demás"
"Veo la vida de otro modo, como con más luz e intensidad"
"Ya no me dejo arrastrar por  los pensamientos y emociones como me ocurría antes"

Testimonios

Mándanos un mail:
Llámanos 629 884 330 - 662 310 613
o
"Ahora logro dormir como no lo
había hecho en años"

¿Qué dice la ciencia de la práctica de Mindfulness?

Estudios de la práctica de Mindfulness (MBSR - Mindfulness Based Stress Reduction) han demostrado su eficacia como una actividad de mejora de la salud. 

 

En primer lugar, con la práctica de Mindfulness se aprecia en el cerebro una "desviación a la izquierda"  . Este cambio eléctrico en la función cerebral refleja el cultivo de un "estado de enfoque, de atención¨, al que nos acercamos (en lugar de alejarnos como hacemos habitualmente) ante una situación externa o estado mental interno, como un pensamiento, sentimiento o recuerdo. Naturalmente, este estado de enfoque puede ser considerado como la base para la resiliencia.

 

En segundo lugar, el grado de esta ´desviación a la izquierda´es proporcional a la mejora observada en la función inmune. Nuestra mente no sólo encuentra la capacidad de recuperación, sino que la capacidad de nuestro cuerpo para combatir infecciones se mejora. En la Universidad de California, Los Ángeles, David Cresswell y su equipo han descubierto que la práctica de Mindfulness mejora la función inmune, incluso en las personas con VIH. 

 

En tercer lugar, los estudios sobre MBSR revelan que los pacientes experimentan un sentido interno de estabilidad y de claridad. El uso de una versión adaptada de MBSR en el Centro de Investigación de UCLA, ha mostrado que los adultos y adolescentes con problemas de atención lograron más mejoras de sus funciones ejecutivas (mantenimiento de la atención, disminución de la distracción) que la realizada con medicamentos para esta condición. Otros investigadores (Alan Wallace, Richie Davidson, Amiji JAI) también han encontrado mejoras significativas en la regulación de atención en aquellos que han tenido entrenamiento meditación de atención plena, tales como el enfoque mejorado según lo revelado en la reducción de la "parpadeo atencional", o momentos en los que la nueva información no se ve debido a la atención prolongada sobre el estímulo previo. 

 

En cuarto lugar, los investigadores en una amplia gama de situaciones de salud mental han encontrado que añadir el Mindfulness o la atención plena como parte fundamental de sus estrategias de tratamiento ha demostrado ser esencial en el tratamiento de enfermedades como el trastorno obsesivo compulsivo, trastorno límite de la personalidad, y la adicción a las drogas, y también es útil en la prevención de la depresión crónica recidivante.

 

Una idea de los posibles mecanismos básicos que permiten la aplicación al tratamiento de una amplia gama de trastornos mentales fue ofrecido en un estudio reciente realizado por Norman Farb y sus colegas en Toronto. Después de tan sólo el programa MBSR de ocho semanas, los sujetos fueron capaces de alterar su función cerebral de una manera que confirmaron que podían distinguir el "parloteo mental" de sus estados iniciales gracias al flujo sensorial permanente de la experiencia del aquí-y-ahora. Esta capacidad de desarrollar discernimiento para diferenciar nuestros flujos de conciencia puede ser un paso crucial para rescatar nuestra mente de pensamientos, emociones destructivas, ruminación repetitiva y conductas impulsivas y adictivas.

 

Finalmente, los estudios de los programas basados ​​en mindfulness han revelado que los estudiantes de medicina experimentaron una mayor empatía y los médicos habían disminuido burnout y mejorado las actitudes hacia sus pacientes.